miércoles, 25 de enero de 2017

¡Nueva sección de entrevistas! Hoy, Francisco García Fernández

 FRANCISCO GARCÍA FERNÁNDEZ 






P: ¿Quién es Francisco García Fernández y como llega a la banda?

R: Soy un vecino de San Andrés del Rabanedo, nacido el 2 de Mayo de 1996 que de pequeño veía como mis primos iban a ensayar a la banda de las Tres Caídas de Jesús Nazareno de San Andrés y que le daba la tabarra a su madre para que me dejara ir con ellos. Mi madre al final me dejó, aunque era muy pequeñito y estuve allí hasta 2013, año en el que hubo un revuelo bastante curioso. A mí nunca me ha gustado esa gente que colecciona trajes de las 2 bandas en las que toca cada año, y cuando me quedé sin la banda de mi pueblo mi primera opción fue el Dulce Nombre, ya que me gustan las bandas de cornetas y tambores y conocía a Josines de la etapa en la que estuvo dirigiendo la banda de San Andrés. Saber que había una opción cercana, familiar y conocida como alternativa para continuar tocando la corneta me ayudó a tomar la decisión.



P: ¿Qué te llevo a tocar la corneta?
R: Pues es una historia bonita. Yo entré tocando el tambor, y no creas que se me daba mal, pero es que tenía como 7 años e iba con un tambor de estos viejos que tenía la bandera de España pintada, muy años ochenta. Lo que pasa es que el tambor pesaba más que yo e iba con el casi a rastras y me provocaba una mala postura. Mi madre no quería que se me curvara la espalda y le dijo a Juan, que era nuestro director de entonces, miembro de la Agrupación del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, que tenía que pasarme a corneta por salud, más que nada. Él me lo pidió a solas pero yo no quería cambiar porque era un guaje y a mí me gustaba el tambor, así que él me dijo “vale, lo que tú quieras”. 15 minutos después me sacó delante de todos mis compañeros y les anunció: “Fran ha decidido que se pasa a corneta” yo le dije oye que no, que no quiero, a lo que él respondió “Fran se pasará a corneta o dejará la banda” y yo ahí ya me di por vencido. Pero hoy en día es una de las mejores decisiones que han tomado por mí la verdad, y sin duda me ha influido bastante.






P: Actualmente eres uno de los miembros que compone la dirección de la banda ¿Cual es tu función en esa dirección?
R: Yo soy subdirector musical, mi labor consiste en suplir a Josines cuando no puede asistir a los ensayos o echarle una mano cuando hace falta en un ensayo, así como ayudarle en todo lo que sea necesario a nivel musical, en todos los niveles de la banda, pero especialmente en la cuerda de las cornetas que es lo que yo más conozco.



P: Supongo que eso requiera bastante tiempo y dedicación. ¿Sirve con los ensayos o sacas tiempo aparte de tu tiempo libre para estas labores?
R: No, con los ensayos no es suficiente, yo en los ensayos ensayo como otro corneta más mi voz, si eso estoy más atento a posibles fallos corregibles que haya en las cornetas y se lo comento por si se le ha pasado, que no suele ser el caso. Fuera de los ensayos es cuando hay más trabajo, por ejemplo últimamente hemos tenido bastante curro con una marcha que venía en una tonalidad distinta y en un programa que nosotros no usamos y hubo que pasarla voz a voz para poder trabajar con ella, y así cada semana hay algo que hacer. A parte en el día a día al fin y al cabo siempre estoy con la cabeza un poco en nuevas ideas que proponer o cosas que luego llevar a cabo en los ensayos.



P: ¿Tienes algún proyecto personal que te gustaría llevar a cabo en la banda?
R: Si, aparte de ser subdirector también soy compositor y mi mayor proyecto es que la banda toque lo que yo compongo. Espero que poco a poco y más pronto que tarde estén sonando marchas mías por las calles de León. Pero poco a poco, piano piano.



P: Así que a parte de tocar también compones. ¿En las marchas que creas te fijas en algún estilo o das rienda suelta a la imaginación?
R: No tengo un estilo definido de referencia. Pienso que las bandas de León deberían tener cada una un estilo propio y no ser una copia de otra, porque la copia nunca supera al original. Yo no compongo por Cigarreras por mucho que me guste. Sí que intento beber de todas las bandas y compositores que me gustan, Tres Caídas de Triana, Las Cigarreras, Presentación al Pueblo, La Victoria de León, Rosario de Cádiz… quizá es de esta última la que más ha influido en mi manera de componer, pero tengo 20 años, estoy todavía buscando mi manera de componer, por eso soy como una esponja que intenta beber de todos lados.
Lo que tengo claro es que me gusta la nueva forma de hacer marchas, me gusta darle protagonismo a la cuarta voz, y que las marchas tengan un principio y un final, no repetir estribillos (si secuencias ojo, que eso le da forma a la marcha) sino que avance, que fluya.



P: ¿Cuál ha sido el momento más emocionante que has vivido como miembro de la banda?
R: El primer encuentro que vi desde dentro un Viernes Santo. El Viernes Santo en toda la provincia de León hay procesiones, las bandas estamos hasta arriba, y yo siempre había tenido que tocar con mi antigua banda ese día, y no recordaba haber asistido nunca al encuentro de la procesión de los pasos. Verlo por primera vez desde dentro fue muy emocionante.

























P: Para ti, ¿qué es lo esencial para que una marcha marque diferencia?
R: Que me cuente una historia. Que no sea algo artificial. Y que conecte con el bracero. Hay marchas que son para ponerlas de banda sonora, pero que no pegan ni con cola en una procesión. Si una marcha ayuda a pujar, que al fin y al cabo esa es la idea, y además a la vez tiene ese algo que haría que la gente pagara por escucharla en un concierto, esa marcha es la que marca la diferencia.




P: ¿Has pujado algún paso?

R: No. Cuando tenga tiempo brazo y ganas igual pruebo, pero no es que me muera de ganas.



P: ¿Has llorado alguna vez tocando detrás de algún paso?
R: Sí. Me gusta ver como el trabajo del año se materializa en Semana Santa, cuando ves que el paso va contigo, que no le estás tocando al aire, que haces el solo que no te salía o que tu compañero borda el suyo. Emociona ver que las cosas salen bien.



P: Vamos a ponerte también un poco en apuros con alguna pregunta para que te mojes un poco... ¿Valoraste en algún momento ir a otra banda cuando dejas las Tres Caídas de San Andrés? ¿Puedes decir cual?
R: Pues la verdad es que no mucho jajaja. Lo tenía bastante claro, pero de no poder haber venido aquí mis segundas opciones eran o Minerva o La Victoria o La Cena. Hoy en día si la lío y me echáis (Dios no quiera) primero me tomo un año sabático para ver la Semana Santa de Sevilla y luego me voy a La Cena de cabeza.



P: ¿En qué procesión te gustaría salir y detrás de que paso?


R: A ver a mí me gustaría salir detrás de mi Cristo de las Viñas el Sábado de pasión, aunque ese lugar sea para su banda. Y puestos a pedir imposibles, me gustaría salir detrás del Señor de León el Viernes Santo. Y es que la verdad es que la banda de cornetas y tambores del Dulce Nombre salimos en muy buenas procesiones, yo estoy bastante satisfecho, por responder correctamente a la pregunta y decir algo así que me queda por hacer salir en el Entierro de Angustias y si puede ser detrás de la Lanzada.





P: ¿Cual tu opinión sobre sacar un paso a costal en León? ¿Lo ves factible?
R: A Norte lo del Norte y al Sur lo del Sur. Si algún iluminado decide sacar un paso a costal en León iré a verlo, pero es que eso es otro mundo. Lo que hace grande la semana santa de León son los pasos a brazo, si empezamos a meter todas las cosas del sur al final perderemos nuestra esencia y nos convertiremos en una copia. Yo no haría el experimento la verdad.
Si bien es verdad que en Sevilla se consigue una gran unión entre paso y banda, yo creo que en León eso se puede conseguir sin tener que ir a costal. Solo es necesario que los braceros se aprendan las marchas y ensayen una vez cada mes por lo menos. ¿Es mucho pedir? Nosotros ensayamos 5 veces por semana…





P: ¿Cuál es tu marcha favorita? ¿Qué tiene para que destaque sobre el resto?
R: Oye no puedes hacerme esto, es que elegir… Mira te voy a ir diciendo. Últimamente me gusta mucho Caridad, tiene una parte más expresiva y luego rompe, cambia totalmente le mete ritmo y añade la novedad de las fusas, la verdad es que es una pasada. Me gustan Costalero del Soberano, Amor de madre, Refúgiame, La Pasión, Sentir… porque marcaron un antes y un después y son marchas por las que parece que no pase el tiempo.
Pero si me tengo que quedar con una me quedo con Tus Lágrimas. Esa marcha lo tiene todo, tiene una batería con esos redobles y cajas que le quedan de maravilla, cambios de tonalidad, el solo… bueno es expectacular. Es una marcha que no es muy conocida y me acuerdo de la primera vez que la escuché, fue como “pero que he estado haciendo todo este tiempo sin esta marcha”



P: ¿Dónde te ves dentro de 10 años?


R: No lo sé. Estudio Ingeniería Aeroespacial, no sé dónde voy a estar trabajando entonces, ni ciudad ni sector ni nada. Bastante que tengo organizado más o menos los próximos 2 años y algo. No me preocupa en demasía, soy de esa gente que procura que pasar por los días, meses, años y no que estos pasen por ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada